martes, 31 de mayo de 2016

El DÍA 30, FIESTA DEL DÍA DE CANARIAS, ALGUIEN NOS QUISO FELICITAR

ALGUNAS FOTOS DE NUESTRA CELEBRACIÓN DEL CORPUS


EL ALTAR






EL PAN DE VIDA




LA PROCESIÓN


TENEMOS ALGÚN VIDEO CON LOS NIÑOS DESFILANDO PERO NO NOS ATREVEMOS A PUBLICARLO

ENCUENTRO EN AGAETE

Los agentes de pastoral de nuestra parroquia tuvimos un encuentro  de confraternización en Agaete 
 que nos sirvio para conpartir y aunar ánimos para finalizar lo que nos queda de curso.                                                                                                                                                   

No están todos los que lo son, pero si son  todos los que están.

jueves, 26 de mayo de 2016

LA PALABRA DEL DOMINGO

DOMINGO IX DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C. 
EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO.
 Luc. 9,11b-17


            EL PAN DE LA VIDA

 La fiesta que hoy celebramos nos devuelve al Jueves Santo en todo su esplendor pues con Cristo Resucitado y habiendo recibido el Don del Espíritu Santo y celebrado el  Misterio del Dios que se entrega en su Trinidad, nos paramos en aquel jueves,  un día antes de la muerte de Nuestro Señor Jesucristo en la Cruz y que denominamos Jueves Santo.
  Y repasamos y tratamos de entrar en el misterio de su generosa entrega y nos  dejamos sobrecoger por todo lo que allí sucedió,  que  se lanza y nos lanza a un futuro de  compañía, de solidaridad y entrega generosa, no solo por parte de Nuestro querido Jesús, sino también, por parte nuestra.  Nosotros  hemos de estar ahí pues tenemos que ver con todo lo que ese día pasó y  queremos traerlo al presente de la historia, del mundo, que  con  Jesús y desde El, está llamado a ser preente e  historia de salvación para todos los pueblos.  La salvación no se realiza sola, hay que provocarla, llevarla a cabo, con  valentía y verdad.
  La cuestión se cifra en que nosotros nos creamos todo esto que celebramos y que, viviéndolo, sepamos anunciarlo con sencillez de vida  pero con fuerza y calor en la palabra y en  las relaciones con los demás: aliviando dolores y penas, compartiendo alegrías y tristezas, siendo y viviendo en solidaridad, porque si para Cristo nada le es ajeno, tampoco lo debe ser para nosotros.
 Es el misterio del Amor compartido que  se da para la salvación del mundo, que permanece con nosotros, como El mismo Jesús nos dijo y prometió. A su vez, ese estar, esa promesa  cumplida, nos debe impulsar a  vivir la dimensión de  entrega que no es otra mas que el amor.
  Amor que hay que ir deshilachando   para poder concretarlo en relaciones con los otros, en  el trabajo, en las decisiones, en las opciones y en definitiva, en el testimonio ante un mundo que parece vivir y andar deshorientado y sin rumbo. Ante la soledad de los corazones de los hombres y mujeres  que buscan un amor que satisfaga, que llene y de plenitud a sus vidas, a lo que hacen cada día, nosotros estamos llamados a acercarles a Cristo Jesús.

 Es lo que debemos  hacer y  no lo podemos olvidar nunca: ofrecer el amor de Cristo  que por pura gracia  e iniciativa del Padre habita en nosotros y que el Espíritu Santo se encarga de recordarnos como el  mismo Jesús nos dijo.  Lo celebramos haciendo memorial de aquellas palabras que nos dio: " el que me ama guardará mis palabra y  yo le amaré y  el Padre y yo vendremos a el y haremos morada en el.  El Espíritu les recordará".

 Esto es lo que sucede, esto es lo que está sucediendo  ahora, en estos días. Esta es la promesa que se cumple y que  esta llamada a que nosotros nos dejemos envolver por ella y  vivamos,  aún  en medio de fatigas y dolor, con la alegre esperanza de saberlo con nosotros, de saber que nos alimenta con su cuerpo y su sangre catapultandonos a algo nuevo, diferente y mejor, tal cual la gran promesa del Padre, refrendada por el Hijo y vivida ya por la fuerza del Amor, del Espíritu Santo: seremos como El porque le veremos tal cual es. Todos, no  unos pocos y los más débiles, los primeros.
¡¡Feliz día del Señor!! 

sábado, 21 de mayo de 2016

LA PALABRA DEL DOMINGO

DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS. CICLO C
LA SANTÍSIMA TRINIDAD.
 JU.16,12-15

  CONTEMPLAR, CONTEMPLARNOS

La celebración de la Eucaristía  de este fin de semana  se centra en el misterio del Dios revelado como uno y trino. Celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad . Es , así lo entiendo yo , una invitación a la contemplación del Dios vivo que se acerca a nosotros y nos revela  su intimidad. Es una fiesta para la contemplación.

Contemplar y vivenciar todo lo que hemos oído y experimentado con Jesús, lo que hay a nuestro alrededor e ir descubriendo su rastro, su presencia en ello. Descubrir la mano del Dios misericordioso que se acerca a nosotros de miles formas y maneras y que nos invita a la paz, a la serenidad, en la certeza de que sabemos que nos ama y de que está y quiere permanecer junto a nosotros, acompañándonos en este caminar que es nuestra vida hasta, que un día podamos llegar a la casa que nos tiene preparada para  ser uno con El y en donde le veremos tal cual es.
 Por ahora tenemos ese  regusto agradable de su presencia que endulza nuestras penas y fatigas y que  nos alienta a seguir haciendo el camino pase lo que pase  y vengan las cosas como vengan, ya sea alegría o tristeza, ilusión o desencanto, en el acontecer de nuestra vida y de la historia. Lo importante de ahora en adelante, es estar con El, estar junto a El, dejarnos ganar por El, en una palabra, ser de Dios.
 En los momentos que corren se hace cada vez mas necesario pararnos a pensar, contemplar, mirar a nuestro derredor,  redescubrirnos como  seres trascendentales y redescubrir las  maravillas que nos rodean, saber apreciarnos, saber respetar. 
  No podemos olvidar esta dimensión propia de nuestro ser  y mucho menos malgastarla o dejarla de lado  en pro del tecnicismo, las prisas u ocupaciones que cada vez nos exigen mas y nos dan menos.  La trascendencia se alimenta con la contemplación y a su vez revierte en actitudes, en un estilo propio de vida, en donde la paz y la serenidad lo llenan todo porque habitan en el corazón.

Desde aquí es desde donde  creo que hemos de vivir los cristianos  la fiesta de la Santísima Trinidad, desde la contemplación gozosa del misterio de Dios sin querer entrar en mas averiguaciones que nos distraigan. Descubriremos que el Dios Trinitario es el Dios de la comunión y de la comunidad  y que  nos lleva a ella, nos inserta en ella, nos invita a recrearla cada día en la relación con los otros e iremos entendiendo que el Dios que se nos da nos invita a que hagamos con los hermanos lo mismo que El hace con nosotros y queremos hacerlo, porque queremos oír  un día aquello de  "vengan, benditos de mi Padre ".
¡¡FELIZ DÍA DEL SEÑOR!!









NOTICIAS DE NUESTRA PARROQUIA.

Como ya hemos dicho, en este domingo 22 de 



Mayo a las 10,30 de la mañana, tenemos bautizos en nuestra parroquia, seis en total y  queremos  felicitar a padres y padrinos por dicho acontecimiento al tiempo que nos alegramos  de que hayan tomado la opción de incorporar a sus hijos a la vida de la Iglesia por medio de este sacramento,


Las encuestas sobre la situación social y de fe que habíamos anunciado  se iniciaron el lunes 16 y ya  estamos recogiendo resultados. Aún nos quedan unas cuantas por hacer. Por favor, si llaman a su puerta atiendan a Begoña, que así se llama la entrevistadora. Ello redundará en beneficio de todos.


Para el domingo  29 de Mayo ya estamos 
 preparando la procesión del Corpus Cristi que será después de la misa de doce y por el recorrido habitual. Están , como ya lo saben , todos invitados y de forma especial los niños de Primera Comunión y sus padres.


Este lunes 23, es el último del ciclo  de formación 
 litúrgica que se está impartiendo en nuestro Arciprestazgo, en los Salones de Santa Isabel de Hungría. Intervendrá D. José Luis Guerra.


Decir, por último, que este fin de semana se celebra la joprnada de oración "Pro orantibus" es decir, por los  hermanos que han optado por la vida comtemplativa en el seno de la Iglesia.
 En Nuestra Diócesis tenemos  cuatro monasterio de vida comtemplativa que no dejan de ser un regalo del Señor

Dejar de lado las “falsas etiquetas” y defender la “dignidad humana”

Mientras la tramitación del proyecto avanza en el Congreso (Chile), la ex ministra Soledad Alvear, indicó que su postura contraria al aborto es compartida por intelectuales de todo el mundo: creyentes, ateos y agnósticos
La ex ministra DC, Soledad Alvear, continúa defendiendo su postura contraria al proyecto de despenalización del aborto. Alvear señaló que la defensa de “la dignidad humana” es compartida por intelectuales a nivel mundial, ya sea creyentes, ateos y agnósticos.
“El núcleo de la cuestión es la negación del carácter personal del hombre. Por eso se olvida la paternidad y se reduce la maternidad a soportar un crecimiento intruso, que se puede eliminar” señalaba, a propósito de la extendida despenalización del aborto en Europa, Julián Marías, filósofo católico español, en su momento republicano”, escribe la ex secretaria de Estado.
“Cristopher Hitchens, intelectual inglés también lejano a las derechas, pero, en cambio, antirreligioso y furibundo crítico del catolicismo, mostró en este punto su único acuerdo con aquella religión: “La Iglesia Católica Romana toma el punto de vista de que no puede haber ningún tipo de juego con la vida del no nacido, y que el concepto de niño no nacido no es un concepto propagandístico sino uno significativo, uno real, uno verdadero. Y que merece protección y cuidado. De hecho estoy de acuerdo con este punto de vista por razones materialistas”, continúa.
“…no creyente y contrario al aborto también, Bobbio, eminente politólogo, afirmó que no veía “qué sorpresa puede haber en el hecho de que un laico considere como válido en sentido absoluto, como un imperativo categórico, el ‘no matarás’. Y al mismo tiempo me sorprende que los laicos dejen a los creyentes el privilegio y el honor de afirmar que no se debe matar”. Otro gran italiano, Pasolini, también de izquierda y ateo, de manera similar indicaba que “me traumatiza la legalización del aborto, porque la considero, como mucha gente, una legalización del homicidio”.
“En efecto, cuando personas como éstas, creyentes y no creyentes, definen su punto de vista sobre este asunto, lo hacen convencidas de que representan fielmente una postura política de avanzada. Mercedes Aroz, fundadora del partido socialista catalán, resumió esta posición así: “Hay que plantear la abolición del aborto como lo que es: un objetivo progresista, de avance de la civilización, pues el reconocimiento jurídico de los derechos humanos y su ampliación es fruto del progreso del ser humano en la comprensión de su realidad y de su dignidad como persona”.
“Aquí en Sudamérica, hay también políticos de izquierda contrarios al aborto, como el católico Correa, Presidente de Ecuador, o el agnóstico Vásquez del Uruguay, quien al vetar un proyecto de ese tipo señaló que “es más adecuado buscar una solución basada en la solidaridad que permita promocionar a la mujer y a su criatura, otorgándole la libertad de poder optar por otras vías y, de esta forma, salvar a los dos”.
“En Chile, en cambio, respecto del proyecto que se discute, a los que hemos estado en una posición contraria al aborto se nos acusa de ser simples conservadores cuyas opiniones estarían basadas en convicciones religiosas insostenibles en el debate público. Debemos dejar estas falsas etiquetas de lado y entrar de una vez por todas a ponderar seriamente la solidez de los argumentos que se esgrimen. La defensa de la dignidad humana sin exclusiones, lejos de ser conservadora o irracional, es la utopía en construcción -compartida por creyentes, ateos y agnósticos-más revolucionaria de la que se tenga memoria”, finalizó.
Fuente: La Tercera

Mensaje con motivo de la celebración de la festividad del Corpus Christi, Día de la Caridad


Los obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral Social hacen público el mensaje con motivo de la celebración de la festividad del Corpus Christi, Día de la Caridad, que se celebra el 29 de mayo de 2016.
Foto noticia 13.05.2016

La Eucaristía nos configura con Jesús compasivo y misericordioso


Al celebrar la fiesta del Corpus Christi en el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, la contemplación y adoración del Señor en el sacramento de la Eucaristía nos ayuda a crecer y avanzar en el camino de la compasión. Este camino, recorrido por Jesús hasta el extremo, se hace presencia y memoria permanente para nosotros en este sacramento.
La Eucaristía, sacramento de la compasión de Dios
La Eucaristía, centro y fuente de toda la vida de la Iglesia, es el gran sacramento de la compasión de Dios: [1]
  • El Dios que vio el sufrimiento de su pueblo, escuchó su clamor y compadecido lo liberó de la esclavitud[2], sigue escuchando el clamor de su pueblo y ofreciendo su vida por él en el sacramento de la Eucaristía.
  • El Dios que un día marcó las puertas de las casas de sus hijos con la sangre del cordero pascual, liberándolos así del exterminador[3], nos marca hoy en cada Eucaristía con la sangre derramada de su Hijo.
  • El Dios que dijo a Moisés “yo soy el que soy” (Ex 3,14), está junto a nosotros en la aflicción, se hace compañero de camino y nos muestra su compasión en la Eucaristía por medio de su Hijo Jesucristo.
  • El Dios que alimentó a su pueblo en el desierto con el maná cuando se encontraba exhausto por el hambre y angustiado ante el riesgo de morir[4], nos ofrece en la Eucaristía un nuevo pan para que quien lo coma no muera y tenga vida eterna.
  • El Dios que mantuvo su fidelidad a pesar de las infidelidades de su pueblo (Ex 34,6-7), es el Dios siempre fiel que en la Eucaristía nos ofrece una alianza nueva sellada con su sangre.
  • El Dios que en Jesús se conmovió ante una multitud hambrienta, despertó la conciencia de los suyos y multiplicó el pan[5], en la Eucaristía nos abre los ojos ante los hambrientos de la tierra y nos llama a poner nuestro pan a disposición de los hermanos.
  • El Dios que en Jesús nos dijo que hay que salir a los caminos para invitar al banquete a los pobres, los lisiados, los ciegos y los cojos[6], nos invita en cada Eucaristía a sentar a los pobres a la mesa.
  • El Dios que en Jesús nos amó hasta el extremo y lavó los pies de los discípulos[7], cada vez que actualizamos su memoria en la Eucaristía renueva con nosotros este gesto de compasión en la vida entregada y hecha servicio.
 Discípulos de Jesús compasivo y misericordioso
En la fiesta del Corpus Christi celebramos el amor de Dios que, en el sacramento de la Eucaristía, nos ha revelado la plenitud de su amor compasivo. Con Él nos alimentamos sentándonos a la mesa con los hermanos para hacernos uno comiendo del mismo pan. Con Él nos identificamos haciendo nuestro su proyecto salvador: El proyecto de una cultura de la compasión y de la vida entregada en el servicio.
En la raíz de toda la vida y actividad de Jesús está su amor compasivo. Se acerca a los que sufren, alivia su dolor, toca a los leprosos, libera a los poseídos por el mal, los rescata de la marginación y los devuelve a la convivencia.[8] Entre los que siguen a Jesús están los desposeídos que no tienen lo necesario para vivir: vagabundos sin techo, mendigos que andan de pueblo en pueblo, jornaleros sin trabajo o con contratos precarios, arrendatarios explotados, viudas sin rentas mínimas ni seguros sociales, mujeres obligadas a ejercer la prostitución. Son los excluidos, los vulnerables, los descartados de ayer… y los de hoy.
Por eso nosotros, ante Jesús-Eucaristía, queremos renovar nuestra unión con Él y nuestro seguimiento[9] y lo hacemos manteniendo vivo su proyecto compasivo, como nos pide el papa Francisco: «En este Año Santo, podremos realizar la experiencia de abrir el corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales, que con frecuencia el mundo moderno dramáticamente crea. ¡Cuántas situaciones de precariedad y sufrimiento existen en el mundo hoy! Cuántas heridas sellan la carne de muchos que no tienen voz porque su grito se ha debilitado y silenciado a causa de la indiferencia de los pueblos ricos».[10]
Frente al descarte, una cultura de la compasión
Contemplando el misterio de la Eucaristía y configurados por él, apostamos por una cultura de la compasión. Una cultura con unos rasgos que la identifican y unas implicaciones prácticas que queremos señalar:
  1. Estar atentos: La compasión nace de tener ojos abiertos para ver el sufrimiento de los otros y oídos atentos para escuchar su clamor. Así pues, «abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio».[11]
  1. Acercarnos: Es un criterio que subraya Francisco: «La proximidad como servicio al prójimo, sí; pero la proximidad también como cercanía».[12] «Nuestras manos estrechen sus manos, y acerquémoslos a nosotros para que sientan el calor de nuestra presencia, de nuestra amistad y de la fraternidad».[13]
  1. Salir al encuentro: «[El camino de la Iglesia es] no sólo acoger e integrar, con valor evangélico, a quienes llaman a la puerta, sino salir a buscar, sin prejuicios y sin miedos, a los alejados, manifestándoles gratuitamente aquello que también nosotros gratuitamente hemos recibido».[14]
  1. Curar las heridas: Ante el sufrimiento no basta la indignación. Tampoco basta acoger. Hay que curar las heridas, aliviarlas con el óleo de la consolación, vendarlas con la misericordia y curarlas con la solidaridad y la debida atención.[15]
  1. Acompañar: «La compasión auténtica se hace cargo de la persona, la escucha atentamente, se acerca con respeto y verdad a su situación, y la acompaña en el camino. El verdaderamente misericordioso y compasivo se comporta como el buen samaritano».[16]
  1. Trabajar por la justicia: «Practica la justicia, ama la misericordia y camina humildemente con tu Dios» (Mi 6,8). Este precioso mensaje del profeta Miqueas es recogido por Cáritas en el lema de su campaña institucional «Vive la caridad, practica la justicia», recordándonos así que la primera exigencia de la caridad hecha compasión es la justicia.
La cultura de la compasión implica la vivencia de unas actitudes concretas:
En primer lugar, la libertad: «La lógica del amor no se basa en el miedo, sino en la libertad, en la caridad, en el sano celo (…) Jesús, nuevo Moisés, ha querido curar al leproso, ha querido tocarlo, ha querido reintegrarlo a la comunidad, sin autolimitarse por los prejuicios  (…). Él no piensa en las personas obtusas que se escandalizan incluso de una curación o de cualquier apertura o cualquier paso que no entre en sus esquemas mentales o espirituales».[17]
 En segundo lugar, superar la lógica de la ley y entrar en la lógica de la misericordia: «Hoy nos encontramos en la encrucijada de estas dos lógicas: la de los doctores de la ley, que se alejan del peligro apartándose de la persona contagiada, y la lógica de Dios que, con su misericordia abraza y acoge, reintegrando y transfigurando el mal en bien, la condena en salvación, y la exclusión en anuncio (…) La caridad no puede ser neutra, aséptica, indiferente, tibia o imparcial».[18]
Por último, Verificar la autenticidad de nuestro culto en la práctica de la justicia y de la compasión: Jesús sitúa el centro de la verdadera religión en el campo de la compasión. En dos ocasiones recoge Mateo[19] esta cita de Oseas: «misericordia quiero y no sacrificios» (Os 6,6). Con esta expresión Jesús no rechaza el culto, pero rechaza la falsedad, la trampa, la manipulación, y reclama un culto verdadero que pasa necesariamente por hacer justicia y ser compasivos.
Iglesia, comunidad de amor
La Iglesia, allí donde está presente, está llamada a ser «un oasis de misericordia».[20] Invoquemos la ayuda del Señor


La intervención del Vaticano en una negociación para dar salida a una situación insostenible en Venezuela, es prácticamente la última esperanza para una salida no violenta



Representantes de la Iglesia, desde el Vaticano hasta la Conferencia Episcopal Venezolana, han manifestado una creciente preocupación por la situación del país y han exhortado al diálogo como instrumento necesario para superar las dificultades y alcanzar la paz. El 27 de marzo pasado, Domingo de Resurrección, el papa Francisco abogó por la negociación para vivir en la cultura del encuentro, la justicia y el respeto recíproco. El pontífice envió una misiva personal al presidente Nicolás Maduro, a principios de mayo, en la que se asomó la posibilidad de la participación del clero en la mediación.
El secretario para las relaciones con los Estados del Vaticano, monseñor Paul Gallagher, llegará al país el 24 de mayo para varias ordenaciones de obispos y, aunque no se ha difundido su agenda, se espera que conozca la realidad nacional. En el más reciente comunicado de la CEV, emitido el 27 de abril, el clero consideró gravísima la situación del país y exigió a los dirigentes políticos, sociales, religiosos y empresariales dar testimonio de que les preocupan los intereses de todos los ciudadanos.
El presidente de la CEV, monseñor Diego Padrón, indicó que la amnistía y el referéndum revocatorio no son condicionantes para el diálogo, pero sí aspectos fundamentales para disminuir la tensión social. “El diálogo es más fácil cuando se dan señales de buena voluntad, cuando hay treguas; como ha ocurrido en las guerras, en las negociaciones con la guerrilla y cuando se liberan a los presos por razones políticas. Con el referéndum sucede igual, es un mecanismo que está en la Constitución y el gobierno ha dicho que nuestra Constitución es la más adelantada, deben cumplirse las fases de este proceso que es legal, si no lo fuese, no podría proponerse”, señaló.
El secretario de la CEV, monseñor Víctor Hugo Basabe, dijo que la amnistía es fundamental porque los presos políticos han sido condenados sin que se cumpliera el debido proceso y pasando por encima de la carta magna y las leyes. Monseñor José Luis Azuaje, obispo de Barinas, recordó que la amnistía ha favorecido incluso a gente que hoy está en el gobierno.
El presidente de la Conferencia Episcopal reiteró que la Iglesia está dispuesta a participar como facilitadora del diálogo político. Subrayó que aunque el clero no impone requerimientos para su gestión, consideran que para avanzar en el entendimiento del país se requieren condiciones esenciales.

Miguel Aranguren, novelista

 

 “La oración es el trato de tú a tú con Dios, es el momento en el que nos despojamos de nuestro yo y volvemos a ser una criatura en las manos de Dios”

 18 de mayo de 2016.- (Intereconomia TV  / Camino Católico) Miguel Aranguren,  novelista, nacido en Madrid en 1970, fue el protagonista en noviembre de 2012 del programa “No es bueno que Dios esté solo” de Intereconomía  en el que fue entrevistado por Gonzalo Altozano y que hoy recuperamos.  Su encuentro personal con Cristo lo cuenta Aranguren al referirse a "un momento especial e íntimo. Tengo 17 años, estoy en una playa del este de África, frente al Océano Índico, y sin darme cuenta acabo pensando que soy algo más que un adolescente que ha caído en medio del mundo. Me pregunté si Dios no querría contar conmigo, más en concreto si Cristo no querría contar conmigo". En aquella experiencia comprendió mucho de la fe que le enseñaron  en casa y en el colegio y asegura que "Dios no sigue el discurso de los hombres, tiene sus propios planes”. En el vídeo pueden verse los momentos en los que el novelista explica su testimonio de fe.

Miguel Aranguren se casó en 1998 y tiene cuatro hijos. Pese a que de joven era un trotamundos afirma que "tener familia me hace aprovechar mejor el tiempo. Mi familia es el mejor de los viajes y la mayor de mis fortunas". Ha experimentado que"el hogar es iglesia doméstica. Lo creo, lo vivo... y lo pido. A mi familia la tengo puesta en manos de San José. Y creo en la presencia de los ángeles: los niños, el matrimonio, el mismo hogar lo tienen propio. El hogar es iglesia doméstica porque aquí se respira lo que es Dios, pues Dios es una realidad familiar".
Comentando sobre si haría una novela protagonizada por Dios reflexiona: “Somos imagen y semejanza de Dios y por lo tanto todo lo nuestro le interesa, le parece apasionante. Todo lo humano habla de nuestra sed de Dios, del afán de Dios y del afán que Dios tiene de nosotros mismos. Yo hecho de menos en la narrativa contemporánea que los personajes abran un poco más su expectativa hacia lo divino”.
"Me parece divertido ver cómo Dios se las arregla para llegar a todo tipo de corazones". Según Miguel Aranguren “la oración es el trato de tú a tú con Dios. A veces es un momento que requiere una especial afirmación de la voluntad porque el entorno no nos ayuda. La oración es el momento en el que nos despojamos de nuestro yo, de nuestras seguridades, de nuestras grandezas, de nuestras novelas, de nuestros aplausos, de nuestros fracasos y volvemos a ser una criatura en las manos de Dios”.
Así se lo plasmó la Madre Teresa de Calcuta en una carta que le escribió, donde junto a la firma aparecía en pocos trazos a lápiz una mano, y en medio de la mano, un bebé y una cita de Isaias. Aranguren se encontró con ella en algunas ocasiones: "Me impactó. Era -lo digo en tono jocoso- muy fea, muy pequeña, muy arrugada, muy doblada... Pero tenía un halo de misticismo que durante unos instantes me hizo sentir la realidad del cielo".
Reviw on bokmaker Number 1 in uk http://w.artbetting.net/ William Hill
Full Reviw on best bokmaker - Ladbrokes http://l.artbetting.net/ full information

Papa Francisco en homilía en Santa Marta

  «Jesús nunca negocia la verdad y tiene comprensión con los pecadores»

* «Que Jesús nos enseñe a tener con el corazón, una gran adhesión a la verdad, y también con el corazón una gran comprensión y acompañamiento a todos nuestros hermanos que están en dificultad. Y éste es un don, esto lo enseña el Espíritu Santo, no esos doctores iluminados, que para enseñarnos necesitan reducir la plenitud de Dios a una ecuación casuística»

 
20 de mayo de 2016.- (Laudate Dominum / Radio Vaticano Camino CatólicoEnunciar una verdad de Dios, sin dejar de lado la comprensión ante la debilidad humana. Como nos enseña Jesús en el Evangelio, señaló el Papa Francisco, en la Misa matutina en la Casa de Santa Marta. Recordando las palabras del Señor a los fariseos, sobre el adulterio, el Obispo de Roma reiteró que Cristo supera la visión humana que quisiera reducir la visión de Dios a una «ecuación casuística».
Evocando las trampas que narra el Evangelio, en las que los fariseos y los doctores de la ley intentan hacer caer a Jesús, para minar su autoridad y credibilidad entre la gente, el Papa reflexionó, con la lectura del día, sobre la trampa que los fariseos le tienden, preguntándole si es lícito al hombre divorciarse de su mujer.
Verdad, no casuística
El Papa Francisco la define «trampa de la casuística», tramada por un «grupito de teólogos iluminados», convencidos de que tienen «toda la ciencia y la sabiduría del pueblo de Dios». Insidia de la que Jesús sale yendo más allá, a la plenitud del matrimonio, dijo el Santo Padre, recordando que ya lo había hecho en el pasado con los saduceos, sobre la mujer que había tenido siete maridos, pero que en la resurrección no será esposa de ninguno, porque en el cielo- asegura Jesús – no hay ni mujer ni marido.
En ese caso, Cristo se refirió a la «plenitud escatológica» del matrimonio. Mientras que con los fariseos «va a la plenitud de la armonía de la creación»: «Dios los creó hombre y mujer», «los dos serán una sola carne»:
«Ya no son dos, sino una sola carne. Por lo tanto, “el hombre no separe lo que Dios ha unido”. Tanto en el caso del Levirato, como en éste, Jesús responde desde la verdad abrumadora, desde la verdad contundente - ¡ésta es la verdad! – ¡desde la plenitud siempre! Y Jesús nunca negocia la verdad. Y ellos, ese grupito de teólogos iluminados, negociaban siempre la verdad, reduciéndola a la casuística. Jesús no negocia la verdad. Ésta es la verdad sobre el matrimonio, no hay otra».
Verdad y comprensión
«Pero Jesús es tan misericordioso, es tan grande, que nunca, nunca, nunca les cierra la puerta a los pecadores»,dijo una vez más el Papa, añadiendo que por ello, no se limita a enunciar la verdad de Dios, sino que les recuerda a los fariseos lo que Moisés estableció en la ley. Y cuando ellos le repiten que Moisés permitió redactar una declaración de divorcio, Cristo les responde que esa norma había sido escrita «debido a la dureza del corazón de ustedes». Ello quiere decir que Jesús distingue siempre entre la verdad y la «debilidad humana», «sin giros de palabras»:
«En este mundo en el que vivimos, con esta cultura de lo provisorio, esta realidad de pecado es tan fuerte. Pero Jesús, recordando a Moisés, nos dice: ‘está la dureza del corazón, está el pecado, algo se puede hacer: el perdón, la comprensión, el acompañamiento, la integración, el discernimiento de estos casos… Pero siempre… ¡pero la verdad no se vende nunca!’ Y Jesús es capaz de decir esta verdad tan grande y al mismo tiempo ser tan comprensivo con los pecadores, con los débiles».
Perdonar no es una ecuación
«Éstas son las dos cosas que Jesús nos enseña: la verdad y la comprensión»,volvió a señalar el Papa Francisco, haciendo hincapié en que es lo que los «teólogos iluminados» no logran hacer, porque están encerrados en la trampa de la «ecuación matemática», del «¿se puede?» o«¿no se puede?». Y por lo tanto son «incapaces, tanto de horizontes grandes, como de amor» hacia la debilidad humana. Baste ver – concluyó el Papa - «la delicadeza» con la que Jesús trata a la adúltera, que iba a ser lapidada: «Yo tampoco te condeno, anda y de ahora en adelante no vuelvas a pecar»:
«Que Jesús nos enseñe a tener con el corazón, una gran adhesión a la verdad, y también con el corazón una gran comprensión y acompañamiento a todos nuestros hermanos que están en dificultad. Y éste es un don, esto lo enseña el Espíritu Santo, no esos doctores iluminados, que para enseñarnos necesitan reducir la plenitud de Dios a una ecuación casuística ¡Que el Señor nos dé esta gracia!»
Reviw on bokmaker Number 1 in uk http://w.artbetting.net/ William Hill
Full Reviw on best bokmaker - Ladbrokes http://l.artbetting.net/ full information

sábado, 14 de mayo de 2016

LA PALABRA DEL DOMINGO

DOMINGO DE PENTECOSTÉS.CICLO C.
Jun. 20,19-23

EL DIOS QUE NOS SACA DE NUESTROS RINCONES.
Siempre que  el calendario litúrgico nos propone la fiesta de Pentecostés y nos toca  hablar  sobre ello, sobre el Espíritu Santo, lo hacemos hablando de "el  gran desconocido"," el gran ignorado" y no se cuantas cosas mas. 
 Lo cierto es que con facilidad y ante  esta manifestación de Dios nos perdemos con harta frecuencia y no sabemos, también con frecuencia, hacia donde apuntar. Por supuesto que no quiero generalizar, pero si creo que deberíamos estar mas al tanto a las Palabras de Jesús sobre el tema y a la experiencia de  la propia iglesia desde sus comienzos hasta hoy.
   Y digo  desde aquel primer día hasta hoy  porque se hace urgente  redescubrir y dejarnos apropiar  de su presencia, de su fuerza, de ese saber que  es Dios y que participó ya en lo comienzos de la creación hasta estos días. 
 Nos ha sido y es otorgado, como lo fue y lo es el Hijo, lo mismo que el Padre se nos entrega. Es pura gratuidad.
 Es el mismo Dios que  se nos completa como  la gran memoria, el que nos recordará, el gran santificador, el gran renovador, el que  lo sostiene todo, el ahora del misterio Trinitario y  que empuja, fortalece, aconseja  y dignifica  a  todo el que le acepta y  se deja llevar por El. 
El Espíritu Santo es el ahora del Padre Creador, del Hijo Salvador y  el hacedor de la santidad en el mundo. Por tanto, el Dios Trinitartio que  actuó  está y seguirá actuando, en beneficio  del hombre y de la cración entera.
Nunca se podrá decir mucho sobre el Espíritu Santo si  no hay una experiencia  que nos  ratifique y refuerce en lo que hemos oído, en lo poco que sabemos y que es , normalmente, lo que solemos decir sin mucho convencimiento, sin calor en la palabra de un corazón que se siente quemado por el fuego de su amor
 Esto es un  camino que para muchos de nosotros está pendiente de andar. Hay que hacerlo. Necesitamos humildad, aceptar que no lo sabemos todo y menos de Dios y dejarnos enseñar por El mismo. De Dios se sabe por la oración y la mirada contemplativa sobre la creación. Tambien del Espíritu. Quizá necesitemos orar mas y con  mas serenidad y entonces descubramos y sepamos algo del Gran Desconocido y  sea menos ignorado.
!!Feliz día del Espíritu¡¡
 

NOTICIAS DE NUESTRA PARROQUIA.


Celebramos, como de todos es sabido, en este fin de semana la fiesta de Pentecostés. Como preparación de todas las comunidades de nuestro Arciprestazgo.Ayer tuvimos la vigilia en la Parroquia del Espíritu Santo  a la cual felicitamos por lo hermosa que fue la celebración y porque están celebrando sus fiestas patronales.



 

También y coincidiendo con Pentecostés, recordamos que este domingo  15 de Mayo, es  la fiesta del patrón de los labradores: San Isidro. El viernes pasado celebramos la Virgen de Fátima.





 Para el próximo domingo día  22, en la fiesta de la Santísima Trinidad, se  está preparando a los padres y a los padrinos de seis niños que recibirán las aguas bautismales a las 10,30 de la mañana del domingo 22 .





 Los catequistas de nuestra parroquia  organizan  encuentro con niños y  padres  y que  consiste  en ir hasta San Juan de Telde  en peregrinación con motivo del año jubilar y luego concluir el día en el campo con una jornada de confraternidad y alegría.

 

También se está preparando un encuentro con los agentes de pastoral de nuestra parroquia para el día 30 de este mes que es fiesta y que vamos a aprovechar para compartir y estar juntos. 



El Curso de liturgia que se inició el lunes pasado, continua su marcha en el Arciprestazgo. Este lunes volveremos a la cita que es a las 7 de la tarde en los salones de Santa Isabel de Hungría, al que están convocados todos los agentes de liturgia de las parroquias.






Caritas reanuda esta semana próxima su acogida habitual de los martes a las personas que nos solicitan ayuda.










El próximo lunes iniciamos en nuestra parroquia la encuesta sobre la situación  social y creyente de las familias que la componemos. Para ello, la entrevistadora, cuyo nombre es Begoña, llamará a nuestras puertas para hacernos unas preguntas sencillas que luego  nos ayudarán mucho a la hora de  evangelizar. Que sepamos atenderle y acogerle. 


Gádor Joya: «El aborto sólo puede estar presente en la sociedad sobre la base de una mentira»

Inauguración en Sevilla de ExpoVida
La inauguración en Sevilla de ExpoVida, la exposición sobre el desarrollo de la vida humana intrauterina que expone la realidad del aborto, sus técnicas y sus consecuencias, ha servido esta tarde a la portavoz de Derecho a Vivir, Gador Joya, para reclamar a los partidos políticos que, de cara a las elecciones del próximo 26 de junio, incluyan en su programas electorales la «VERDADERA, con mayúsculas, defensa de la vida».
14/05/16 10:58 AM | Imprimir | Enviar
(Actuall) «Aprovecho que los partidos políticos van a concurrir nuevamente a elecciones para reclamar que incluyan en sus programas electorales la VERDADERA (con mayúsculas) defensa de la vida: para que deroguen la ‘ley Aído’ de barra libre de abortos; para que hagan esfuerzos y doten económicamente las unidades del dolor para cuidados paliativos en los centros hospitalarios como alternativa eficaz a la eutanasia, para que respeten la dignidad de la mujer y no aprueben leyes que la cosifiquen y conviertan en un mero objeto comercial, como es el caso de los vientres de alquiler», ha asegurado.
«Siempre he afirmado que el aborto sólo puede estar presente en la sociedad sobre la base de una mentira», ha destacado. De ahí la importancia de una exposición como ExpoVida, que quiere mostrar ‘la humanidad’ del embrión, del feto, del bebé dentro del seno materno «en contra de lo que afirmaba Bibiana Aído».
La doctora Joya ha explicado que esta muestra no está concebida desde un punto de vista dogmático, religioso, político, ideológico, sino desde el punto de vista de la evidencia científica. Así, la selección, organización y enfoque de los materiales de la exposición cuentan con el respaldo de un comité científico formado por prestigiosos expertos en Bioética, Medicina, Embriología, Genética, Microbiología, Antropología y Ciencias Jurídicas.
La muestra está dividida en dos ámbitos. En Expovida se recorren los momentos del desarrollo de la vida humana desde el momento de la concepción hasta el nacimiento. En Expoaborto se muestra la realidad del aborto, las técnicas que se emplean y la comparación de esta lacra con otras tragedias humanas. Y estará abierta hasta el próximo 13 de junio en horario de martes a viernes de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas. Los lunes únicamente abre por la mañana y sábados y domingos el horario será de 10 a 14 horas.
La portavoz de Derecho a Vivir ha arremetido contra «aquellos que pretenden convencer a la mujeres que el aborto es bueno (…) un derecho irrenunciable que nos coloca al frente del feminismo más progresista, contra los negociantes de los centros que ocultan a la mujer las posibilidades que tiene frente al aborto y los riesgos que este supone para ellas y que ocultan los restos de su hijo muerto; contra las leyes que contemplan el aborto como un derecho de la mujer, despreciando su derecho a la información y contra las multinacionales del aborto.
A renglón seguido, Gádor Joya ha criticado que la Federación de Planificación Familiar Estatal haya sido reconocida de Utilidad pública por el Ministerio de Interior al tratarse de una sucursal en España de Planned Parenthood, que tiene un expediente abierto por la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM).
«Los abortorios dicen que buscan el bien de la mujer mientras se sientan con una copa de vino en la mano a vender los órganos de sus hijos a cambio de cifras astronómicas que los hacen multimillonarios», ha recalcado refiriéndose al escándalo protagonizado por la doctora Deborah Nucatola, directora de los servicios médicos de Planned Parenthood, quien trafica con órganos de bebés abortados mientras picotea una ensalada y toma una copa de vino tinto.
«Estas son las verdades que otros quieren esconder, y que ExpoVida quiere mostrar, debe mostrar. Y después cada uno llegará a sus propias conclusiones, pero sólo se es libre cuando se conoce la verdad», ha destacado la portavoz de Derecho a Vivir.

En la Iglesia, ¡también hay que tirar de la manta!, sí, caiga quien caiga.

  Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara
Desde hace bastante tiempo, aparecen, un día sí y otro también, noticias de altos jerarcas de la Iglesia siendo descorteses con su superior jerárquico, y para muchos de ellos, hasta hace dos días, una figura que era como Dios en la tierra: el Papa. Hay cardenales que parecen querer significarse para futuros pontificados romanos, quien sabe si aspirando hasta a ser ellos, es decir, uno de ellos, el Pontífice. Si no es así, no se entiende, mejor decir la desfachatez, que no la sinceridad, de perpetrar esos ataques sin máscara, a cuerpo descubierto, y haciendo gala de su atrevimiento, exhibiéndolo como un servicio urgente e irrenunciable a la Iglesia. A estos altos prelados, algunos de ellos purpurados de alta responsabilidad en el organigrama de la malhadada Curia Vaticana, que nunca debería confundirse, ni ser, ni apreciarse como, el organigrama de la Iglesia Universal. Este es uno de los errores capitales de la Iglesia, que una Sede episcopal de la misma, se haya pretendido erigir en centro, corazón , y hasta motor de la Iglesia. Y a fe que a partir de un cierto momento histórico, lo consiguieron.
Pero si es verdad que la Iglesia es una organización jerárquica, no es esa ni la primera, ni la principal, ni la nota más cercana al Evangelio, es decir, a la Palabra de Jesús, que ésta sí es la indicadora de la esencia y función de la Iglesia. Ha llegado un papa que pretende acercarse a esa otra identificación de la comunidad de Jesús, que es el Evangelio, el amor, el perdón, la Misericordia, el respeto a la persona: en una palabra, que Francisco ha venido para recordar a todos que Jesús no murió por ninguna institución, por ningún código de conducta, por ninguna organización de la Iglesia, ni siquiera por los buenos e intachables del mundo. Que Jesús murió con dos objetivos primordiales, y ninguno de ellos se refiere a la dignidad, Gloria y permanencia de la Iglesia: por la Honra y Gloria de Dios, “santificado sea tu nombre”, que clamamos en el Padre Nuestro, y por la salvación de la humanidad, de todos y de cada uno de los hombres, con sus miserias, pecados, circunstancias, incoherencias, miedos, traiciones y fugas. En la consecución de estos dos objetivos poco, o nada, ayudan los secretos, intereses, maniobras, conspiraciones, ni normas de la Curia Vaticana. Más bien, al contrario, estorban.
Se trata, pues, de dos maneras contrapuestas de entender la Iglesia, de dos eclesiologías: una cristológica y evangélica, y por eso, eclesial; otra, institucional, administrativa, jerárquica, clerical , y por eso, eclesiástica. Me sorprende, y hasta me pasma, la poca fuerza de convicción que ha tenido el Concilio Vaticano II para haber ido, poco a poco, haciendo desaparecer los signos, detalles, prerrogativas, prebendas y atuendos clericales. Y ya estamos a más de cuarenta años de su realización, los signos, y ahí siguen. Y para las nuevas generaciones de seminaristas, por los menos en España, se incrementan. ¡Hay que ver con qué sano orgullo los jóvenes aspirantes a las órdenes sagradas de nuestros seminarios más poblados pasean su traje talar-clergyman cuando todavía no son ni diáconos! Seguro que hay quien no quiera dar importancia a este detalle del alzacuellos y vestidura clerical en plena calle, pero a mi entender, es uno de los mayores incumplimientos del espíritu y de los objetivos del Vaticano II.
Quiero señalar un detalle: ¿Quiénes son en España los obispos, las diócesis, y los ambientes más propensos y defensores de la vestimenta clerical, sotanas y clergyman? Pues miren la coincidencia: son los mismos y mismas que ahora, no tan abierta e indisimuladamente como los cardenales poderosos que ladran todos los días a Francisco, pero no por ser más insidiosos son menos peligrosos. Al contrario, lo son mucho más, pues no resulta fácil desenmascararlos y combatirlos.
 

El Salvador. Más muertos que durante la guerra civil

Aumenta el 118 por ciento el número de asesinatos en los primeros dos meses de 2016
Teóricamente es un tiempo de paz en el país centroamericano donde nació el mártir más famoso de América Latina: Oscar Arnulfo Romero. Pero las estadísticas desnudan la realidad. En el mes de febrero, en 29 días, hubo 661 asesinatos en El Salvador, que sumados a los 738 de enero dan un total de 1.399, una cifra que nunca se había alcanzado en las últimas décadas y muy lejos de la cantidad de muertes que se registraban en la década más cruenta de la guerra civil, entre 1980 y 1990. En 2015, en los correspondientes meses de enero y febrero, las víctimas mortales fueron 643, vale decir la mitad que las registradas este año.
Los datos no pertenecen a organizaciones partidarias o grupos interesados en instaurar “mano dura” con las maras, las bandas responsables en buena medida de la matanza, sino que fueron publicadas hace pocos días por el departamento de estadísticas de la Policía Nacional Civil.
Si 2015 se cerró con un promedio de 18,2 muertes violentas por día, colocando a El Salvador a la cabeza de los países más violentos del mundo y solo superado por un teatro de guerra activa, como en Siria, en el mes de enero de 2016 el promedio saltó a 23,8 homicidios diarios, mientras en febrero fue de 22,8.

 CARACAS EMPEORA SU RÉCORD DE CIUDAD MÁS VIOLENTA.


El número de homicidios creció un diez por ciento en lo que va de año, respecto al pasado: 1.722 muertes violentas en tres meses
La violencia en Venezuela sigue su espiral. Solo en Caracas, en los tres primeros meses del año se registraron 1.722 muertes violentas, lo que supone un incremento de cerca del 10 por ciento respecto al año anterior.
Si a final de 2015 Caracas pasaba a convertirse en la ciudad más violenta del mundo, con 119,87 homicidios por cien mil habitantes, las estadísticas han seguido empeorando a medida que la grave situación económica y social del país se ha deteriorado drásticamente. «Este incremento es el resultado de políticas equivocadas, esto no es una maldición del cielo», afirma Roberto Briceño, director de la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia (OVV). Por su parte, la Conferencia Episcopal Venezolana acaba de denunciar el «recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana».
Aunque el Gobierno no ofrece cifras oficiales, varias organizaciones ciudadanas tratan de llevar cuentas de las muertes violentas, a partir de fuentes extraoficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y de informaciones en los medios. Esos datos indican que en la morgue de Bello Monte, que sirve a la región metropolitana de Caracas, ingresaron 475 cadáveres en enero, 449 en febrero y 401 en marzo. Solo en Semana Santa hubo 119 ingresos, es decir, 17 por cada uno de los siete días.
Las muertes violentas en Caracas -hubo 5.235 en 2015- suponen solo una quinta parte del total de Venezuela, país que el año pasado sufrió 27.875 homicidios, lo que representa una tasa de 90 muertos por 100.000 habitantes, de acuerdo con el OVV. Entonces se consideró que Venezuela pasaba a ser el país más violento de Latinoamérica, por delante El Salvador y Honduras.
Por su parte, la ONG mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal determinó que en 2015 Caracas se había convertido en la ciudad más violenta del planeta, superando a San Pedro de Sula, de Honduras, de mucho menos población y dominada por el narcotráfico y las maras. De los muertos en 2015, 33 lo fueron en sesenta ataques con granadas. Además, el número de secuestros también se disparó el año pasado, con un incremento del 150 por ciento, debido fundamentalmente al auge del denominado «secuestro exprés», de acuerdo con las cifras manejadas por el CICPC.
Con Chávez peor
Briceño advierte que el incremento de la violencia ha sido sostenido desde la llegada de Hugo Chávez al poder, a comienzos de 1999. Durante los cinco años previos a su triunfo electoral disminuyó el número de homicidios. Pero a partir de entonces ha habido un continuo crecimiento. En parte, según Briceño, debido «al elogio de la violencia que hace el Gobierno», con lemas como «Socialismo, patria o muerte».
En su informe referido al año pasado, el OVV apuntó seis causas, que pueden aplicarse también a buena parte del periodo de gobierno chavista. De acuerdo con el observatorio, ha habido una creciente presencia del delito organizado, con mafias y bandas criminales que usan la violencia como herramienta para el control territorial y las actividades de tráfico de drogas, secuestro y extorsión de comerciantes y empresarios. También se ha producido un deterioro de los cuerpos de seguridad del Estado, ellos mismos víctimas de la violencia; un proceso de privatización de la seguridad, con vigilantes y guardaespaldas armados, y una militarización represiva. Asimismo cabe reseñar el empobrecimiento de la sociedad, acompañado de una impunidad generalizada.
El observatorio precisa que la pobreza no es causa del delito o la violencia, pero indica que «el empobrecimiento rápido y sostenido, cuando ocurre en un contexto donde la ley se ha convertido en una sugerencia y el castigo no existe, se convierte en un factor criminógeno diferente». Finalmente, «la destrucción institucional que continúa padeciendo el país es el factor explicativo más relevante. La institucionalidad de la sociedad se diluye cada vez más ante la arbitrariedad del poder y el predominio de las relaciones sociales basados en el uso de la fuerza y las armas».
Autor: Emili J. Blasco

El Papa abre la puerta a que las mujeres puedan bautizar y oficiar matrimonios

Anuncia la creación de una “comisión oficial” sobre el diaconado femenino
En la actualidad, este servicio está reservado de manera exclusiva a los hombres
Francisco afirmó hoy que creará una comisión de estudio para analizar la posibilidad de permitir a las mujeres ejercer el servicio del diaconado en la Iglesia católica, actualmente reservado de manera exclusiva a hombre.


 Esto durante un encuentro -en el Aula Pablo VI del Vaticano- con unas 900 líderes de congregaciones religiosas femeninas del mundo, asistentes a la asamblea trienal de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG).
En la reunión el pontífice respondió improvisando a seis preguntas de las presentes, una de ellas le cuestionó: "¿Por qué no constituir una comisión oficial para estudiar la cuestión?".
En su respuesta el líder católico reveló que había abordado el asunto hace algunos años con un "buen y sabio profesor", el cual tenía estudios sobre el uso de las mujeres diáconos en los primeros siglos de la Iglesia.
Siguió reconociendo que no estaba claro qué papel tenían esas mujeres. "¿Cuáles fueron estas mujeres diáconos? ¿Tenían ordenación o no? Está poco claro eso. ¿Cuál fue el papel de esas ‘diaconisas' entonces?", se cuestionó.
"¿Constituir una comisión oficial que pueda estudiar la cuestión? Creo que sí. Sería bueno, para hacer que la Iglesia aclare este punto. Estoy de acuerdo, voy a hablar para hacer algo como esto. Acepto, me parece útil tener una comisión para aclarar", añadió.
Actualmente la Iglesia católica reserva el diaconado exclusivamente a los hombres. Los seminaristas son ordenados "diáconos temporales" un tiempo antes de recibir la ordenación sacerdotal.
Pero no sólo pueden ser diáconos quienes serán presbíteros, también existe una categoría distinta de "diáconos permanentes" que incluso pueden ser casados. Estos son considerados el "grado inferior de la jerarquía eclesiástica".
Entre las funciones permitidas a los diáconos destacan la proclamación del evangelio, la predicación y la asistencia en el altar, la administración del sacramento del bautismo y el presidir matrimonios, dar bendiciones. Ellos no pueden celebrar misa ni confesar o dar la unción de los enfermos.


 La discusión sobre el diaconado femenino no es nueva. Durante la pasada asamblea del Sínodo de los Obispos, que tuvo lugar en el Vaticano en octubre de 2015, el arzobispo canadiense Paul-André Durocher avanzó el tema.
"El Sínodo debería reflexionar seriamente sobre la posibilidad de permitir el diaconado femenino, porque abriría el camino a mayores oportunidades para las mujeres en la vida de la Iglesia", señaló.
"En donde fuese posible, a mujeres calificadas se les debería asignar posiciones y autoridades de decisión en las estructuras eclesiásticas", añadió.

Papa Francisco en homilía en Santa Marta

CELEBRANDO PENTECOSTÉS REFLEXIONAMOS

«Nos hará bien reflexionar sobre lo que hace el Espíritu Santo en nuestras vidas y preguntarnos si nos ha enseñado el camino de la libertad”. El Espíritu Santo que está en mí, me empuja a salir fuera: ¿tengo miedo? ¿Cómo es mi valentía, la que me da el Espíritu Santo para salir de mí mismo, para testificar a Jesús?”. ¿Cómo va mi paciencia en las pruebas? Porque la paciencia también la da el Espíritu Santo»

El Espíritu Santo mueve la iglesia, pero para muchos cristianos hoy es un desconocido o “un prisionero de lujo”. Esta es la advertencia lanzada por el Pontífice en la homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta. El Papa ha destacado que el Espíritu Santo nos hace cristianos “reales” no “virtuales” y ha exhortado a los fieles a dejarse empujar por Él que nos enseña un camino de libertad.

“El Espíritu Santo es el que mueve la Iglesia y es el que trabaja en la Iglesia, en nuestros corazones y es el que hace de cada cristiano una persona distinta a otra, pero de todos forma la unidad. Es el que lleva adelante, abre puertas y nos envía a dar testimonio de Jesús.

 El Espíritu Santo es “el protagonista de la Iglesia viva: es el que trabaja en la Iglesia”. El peligro, advirtió, “es cuando no vivimos esto, cuando no estamos a la altura de esta misión del Espíritu Santo, reducimos la fe a una moral, a una ética”. Nos limitamos a cumplir los Mandamientos y nada más: “Esto se puede hacer, esto no, hasta aquí sí, aquí no. De ahí a una casuística y a una moral fría”.

  La vida cristiana, afirmó Francisco, “no es una ética: es un encuentro con Jesucristo”. Es el propio Espíritu Santo que “me lleva a este encuentro con Jesucristo”.
“Pero nosotros, en nuestra vida, tenemos en nuestro corazón el Espíritu Santo como un prisionero de lujo: no dejamos que nos empuje, no dejamos que nos mueva. Hace todo, sabe todo, sabe recordarnos qué dice Jesús, sabe explicarnos las cosas de Jesús. Solo hay una cosa que el Espíritu Santo, no sabe hacer: Cristianos de salón. ¡Esto no lo sabe hacer! No sabe hacer ‘cristianos virtuales’ sino virtuosos. Él hace cristianos reales, Él toma la vida real, leyendo los signos de los tiempos y nos lleva adelante así. Es el gran prisionero de nuestro corazón. Decimos: ‘Es la Tercera Persona de la Trinidad y lo dejamos ahí’…”