sábado, 12 de agosto de 2017

LA PALABRA DEL DOMINGO

DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.
Mt.14,22-33.

 NUESTRA BARCA EN EL LAGO

   Se me hace necesario recurrir al texto que precede al que hoy vamos a compartir y que nos habla de la necesidad de Jesús de estar a solas con el Padre. Se ha enterado de la muerte violenta del Bautista e imagino que esto le pondría delante la inminencia de su destino. Quiere, necesita  estar a solas con el Padre. Pero el deseo de la gente de oírle hablar de Dios impiden  que se lleve a cabo esta necesidad  y le buscan...

 Aquí es donde tomamos el texto de este domingo. Los discípulos ven que la gente no ha comido y le piden que los despida. El les hace una propuesta: denles ustedes de comer. Se produce la multiplicación de los panes. Es ahora cuando Jesús apremia a los discípulos para que le dejen solo, necesita orar, necesita entrar dentro de El y  sentir la presencia y la fuerza del Padre. Ellos se van y estando Jesús en soledad cae la noche. La barca  se encuentra en medio del lago. La tormenta se hace presente. Jesús lo sabe y acude en la madrugada, en ayuda de los que están en peligro  haciéndose presente sobre las aguas.
  Todo sucede muy rápido: Pedro y su deseo de saber que Jesús es realmente quien el cree que es, la  invitación  de Jesús, el andar sobre el agua, la duda, el miedo,  la desesperación,  el  ¡Señór, sálvame!,  para concluir, una vez que todo está en calma, con la confesión de fe de los de la barca: Realmente eres Hijo de Dios. 
 Me he dejado atrás de forma intencionada, el reproche  que Jesús hace a Pedro.
Después de todo lo vivido, después de todo lo visto y comprobado, surge la duda provocada por el miedo, que brota en el corazón de Pedro ante el peligro de la perdida de la vida y después de haber sido el mismo quien pidió a Jesús  andar sobre el agua.
El lago, la barca, el viento, el miedo, la noche y esa presencia solícita de Jesús  cercano a los suyos para salvarles.
Jesús viene del encuentro con el Padre  en el cual y sin duda, ha sido consolado y de donde  sale fortalecido y ahora el hace lo mismo con los que les han sido confiados.

Esta es la tónica de acción de Jesús aprendida con y desde el Padre y esto es lo que el enseña y pide a los suyos. Solicitud, fortaleza, no en uno mismo , sino en Dios; ánimo, mano tendida. Salvación, en una palabra, para aquellos que quieren estar con el: "mándame ir a Ti".
 Descubrimos además, que la fe no es cuestión de uno solo, al percatarnos, después de todo lo sucedido con Pedro, que quien confiesa  a Jesús como Hijo de Dios no es solo este, sino todos los que están en la barca. La manifestación publica de nuestra experiencia de Dios ayuda a que los demás crezcan en la fe y en la confianza en el Señor.
 Se hace imprescindible hacer  hueco en nuestra barca para que Jesús ocupe  el lugar que le corresponde y que no sea ocupado por cualquier otro.
¡Feliz día del Señor!

 

NOTICIAS DE NUESTRA PARROQUIA.


En lo que respecta a nuestra parroquia seguimos con el ritmo  que nos hemos marcado de las Eucaristías, tanto semanales como dominicales,  aunque en esta semana tenemos una pequeña variante que no desdice de lo propuesto.
  Como todos sabemos, el martes celebramos la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos. Es fiesta de precepto y por tanto, tenemos misa de vísperas que  será el lunes 14 a las siete de la tarde.
 El día 15, martes, es la fiesta de la Virgen y tendremos la Eucaristía como en domingo 9,30 y 12.
 En la Eucaristía de las 9,30 de ese día  la comunidad de Bioko celebra a su patrona bajo la advocación de la Visila ( la Madre de Dios) Esta comunidad celebra su fiesta a la que estamos todos invitados a participar y compartir  con ellos. Les felicitamos y damos la enhorabuena por tal acontecimiento.

El 16 es  día de San Roque .

El Papa Francisco ha dicho



Papa Francisco en la Audiencia General 9-8-2017: «El perdón de Dios nos ofrece la esperanza de una vida nueva»
* «Nosotros que estamos acostumbrados a experimentar el perdón de los pecados, quizás demasiado a “buen precio”, deberíamos algunas veces recordarnos cuanto le hemos costado al amor de Dios. Cada uno de nosotros ha costado bastante: ¡la vida de Jesús! Él lo habría dado por cada uno de nosotros. Jesús no va a la cruz porque cura a los enfermos, porque predica la caridad, porque proclama las bienaventuranzas. El Hijo de Dios va a la cruz sobre todo porque perdona: perdona los pecados, porque quiere la liberación total, definitiva del corazón del hombre».

Papa Francisco en el Ángelus 6-8-2017: «Transformados por Cristo ser signo del amor de Dios para todos»

* «Se trata de disponernos a la escucha atenta y orante del Cristo, el Hijo amado del Padre, buscando momentos íntimos de oración que permitan la acogida dócil y gozosa de la Palabra de Dios. En esta elevación espiritual, en este desprendimiento de las cosas mundanas, estamos llamados a redescubrir el silencio pacificante y regenerante de la meditación del Evangelio, de la lectura de la Biblia, que conduce hacia una meta rica de belleza, de esplendor y de alegría. Y cuando nosotros nos ponemos así, con la Biblia en la mano, en silencio, comenzamos a sentir esta belleza interior, esta alegría que nos da la Palabra de Dios en nosotros. En esta perspectiva, el tiempo veraniego es un momento providencial para acrecentar nuestro empeño de búsqueda y de encuentro con el Señor»

El Papa pide a todo el mundo rezar por Venezuela y al Gobierno venezolano que la Constituyente «se suspenda»

“El Santo Padre sigue de cerca dicha situación y sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales, asimismo asegura su constante oración por el País y por todos los venezolanos, mientras invita a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por esta intención…. Pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución; se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro; se creen las condiciones para una solución negociada”


viernes, 11 de agosto de 2017

LA VIRGEN DE AGOSTO

 Antes de  hacer la reflexión pertinente sobre esta fiesta  he querido recopilar algunos datos que he encontrado en Internet, pues me parecen interesantes porque nos hablan de la antiguedad de esta fiesta y a su vez de la fe y devoción que ya la iglesia de los primeros tiempos tenía en lo que respecta a María. Ahí van:



Asunción de María o Asunción de la Virgen es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia católica y de la Iglesia ortodoxa, la iglesia ortodoxa oriental y algunas denominaciones protestantes como los Anglicanos de que el cuerpo y alma de la Virgen María, la madre de Jesucristo, fueron llevados al Cielo después de terminar sus días en la Tierra. No debe confundirse con la Ascensión, que hace referencia al propio Jesucristo.​
Este traslado es llamado Assumptio Beatæ Mariæ Virginis​ (Asunción de la Bienaventurada Virgen María) por los católicos, cuya doctrina fue definida como dogma de fe (verdad de la que no puede dudarse) por el papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. La Iglesia católica celebra esta fiesta en honor de María en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La festividad se celebra el 15 de agosto

Primeras referencias litúrgicas

La primera referencia oficial a la Asunción se halla en la liturgia oriental; en el siglo IV se celebraba la fiesta de El Recuerdo de María, que conmemoraba la entrada al cielo de la Virgen María y donde se hacía referencia a su asunción. Esta fiesta en el siglo VI fue llamada la Dormitio (χοίμŋσις) o Dormición de María, donde se celebraba la muerte, resurrección y asunción de María. En el siglo VII el nombre pasó de «Dormición» a «Asunción».



Siempre que llega una fiesta importante bien del Señor o de la Virgen o cualquiera  otro santo, me gusta preguntarme por lo que me dice dicha fiesta en el momento que estoy viviendo. Bueno, los que me siguen ya se habrán dado cuenta de ello.
Así que vamos a escarvar en el tema. De entrada hemos de tener cuidado con las respentaciones pictóricas, cuadros, murales, vidrieras, retablos, etc. Tener presente que los artistas quieren representar un hecho  que no han visto ni conocido y ponen imaginación, mucha belleza, indudable y unción, pero no deja de ser su mente y su sensibilidad las que se expresan.
 Pero en realidad, ¿Que fue lo que paso y  como hemos de entender esta fiesta? ¿ Subió  María como un globo que se eleva a los cielo? ¿ Fue llevada como en ascensor por muchos ángeles a la casa del Padre? 
Pensemos en la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y en su Ascensión. Así María, por los méritos de su Hijo Jesucristo, el Padre la resucita y la lleva con El, la tiene con El.  Eso es lo que a nosotros se nos ha prometido y es lo  que expresamos cuando en la Eucaristía decimos aquello de " compartir la vida eterna". De eso se trata. Vida que ya podemos  compartir aquí ahora, en nuestro tiempo, pero llegará un momento en que seremos glorificados - como María - por los méritos de Jesús y le podremos contemplar cara a cara, al Padre me refiero y compartir la vida con todos los santos, también con María.

No hacen falta visiones raras, ni ángeles, ni subidas espectaculares y hermosas, solo la fuerza  de Dios que se manifiesta en los que le aman. Su voluntad, ya lo dijo Jesús, es que ninguno se pierda y Dios es fiel. Por tanto, eso es lo que nos espera, esa es la promesa, esa la voluntad del que nos ama  hasta darsenos entero.
 Que conste que no estoy en contra de las representaciones que se nos ofrecen, faltaría mas,  todas son  hermosas, pero la realidad creo que fue mucho mas sencilla y al alcance de todos.
Celebrar esta fiesta de la Virgen es apostar  por la fuerza , la misericordia, el amor y la fidelidad de Dios para con nosotros. No dudemos, Ella ya nos lo dijo cuando exclamo  aquello de " su fidelidad  va de generación en gneración" refiriendose a Dios Padre.
¡¡Feliz día de la Virgen de Agosto!! 

EL MIEDO QUE SE AVECINA

Llevamos una temporada viendo y oyendo en la televisión como Corea del Norte y Estados Unidos andas en discordias por el tema de los misiles y como, poco a poco, el problema se va enquistando y poniéndo cada vez mas bronco con insultos y desprecios con una Corea del Norte que no quiere dejar de seguir haciendo sus pruebas y aumentando el arsenal  e insultando y un Estados Unidos que no ve eso con buenos ojos, quiere que no las haga y advierte y se percata del peligro que  significan, queriendo imponer su santa voluntad con amenzas.

Está la Isla de Guam  de por medio  y además de  eso  el Miedo de Corea del Sur, de Japón, que teme ataques, China que pide moderación  y Europa que pide prudencia
 Total que  casi sin darnos cuenta nos están metiendo el miedo en el cuerpo, otro más, porque   ya no sólo es el que siembra el terrorismo, que ha encontrado nido en nuestra subconsciente, sino también el miedo a un posible enfrentamiento, no amigable por cierto, entre  las partes en discordia y  que, probablemente,  arrastará con ellos a   casi todos los países, por no decir  a todos, a algo que nadie quiere y que no me atrevo a nombrar.
  En mi fuero interno cada vez que veo  noticias de este acontecimiento en la tele me viene la pregunta de si estos hombres con tanto poder no se paran a reflexionar sobre las consecuencias de  lo que significa andar por esos caminos de desencuentro. 
Alguien, al respecto, me decía ayer: " claro, como ellos no van a la guerra , ni van a pasar penurias , ni necesidades y no les va a morir nadie querido, pues les da igual " y creo que algo de razón no deja de faltarle.
Lo cierto es que no hay ningún tipo de excusa que  justifique esta trifulca,  esperemos quede solo en eso, en una trifulca. Ni lo económico, ni lo empresarial, lo defensivo, ni nada de nada, lo avalan, solo una cosa: un afán de poder y dominio desmedido que esta dispuesto no ya a romper fronteras, sino cualquier límite que se le ponga delante.
José Rodríguez

jueves, 10 de agosto de 2017

MONICIONES PARA SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA.

MONICIÓN DE ENTRADA.
Nos reunimos hermanos para celebrar la fiesta de la Virgen que es llevada a los cielos. Ella es primicia de toda la Iglesia que espera y confía en el Señor. Es necesario que nosotros abramos el corazón a la Palabra y sepamos acoger a Cristo en nuestro corazón como ella hizo. Celebramos con alegría esta fiesta porque sabemos que la madre sigue intercediendo por todos nosotros junto al Dios Trinitario.

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA ( Apc. 11,19ª;12,1-6ª.10.)
El texto que va a ser proclamado nos habla de María y también de la iglesia que, como ella, está llamada a dar a luz a Jesús al mundo para que los pueblos encuentren la salvación.

SALMO RESPONSORIAL ( Sal.44) “ De pies a tu derecha está la reina,enjoyada con oro.”

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA ( 1ª Cor. 15,20-26)
San Pablo nos recuerda que Cristo es el que va haciendo el camino y nosotros, si le somos fieles,
como lo fué María, iremos, estaremos con El.

MONICIÓN AL EVANGELIO ( Luc. 1,39-56)
El señor ha hecho obras grandes por mí”, exclama María. También nosotros podremos decir lo mismo si estamos atentos a la palabra del Señor y sabemos esperar en su misericordia.

ORACIÓN DE LOS FIELES.
SE RESPONDE: SANTA MARÍA, RUEGA POR NOSOTROS.

1.- Oremos al Señor por por intercesión de Santa María, para que la iglesia siempre sepa estar atenta a la palabra de Dios y a las necesidades de todos los hombres.

2.- Oremos al Señor por intercesión de Santa María, para que todos los pueblos alcancen la paz , la concordia y el bienestar.

3.- Oremos al Señor, por intercesión de Santa María consuelo de los afligidos y los enfermos, para que ella interceda ante al Padre por todos los que sufren, los ancianos, los que se sienten solos y las familias.

4.- Oremos al Señor por intercesión de Santa María por todos los jóvenes del mundo, para que lo mismo que ella en su juventud se entrego al Padre, nuestros jóvenes sepan escuchar y aceptar la palabra de Dios.

5.- Oremos al Padre por intercesión de Santa María por todos los que buscan y no encuentran, por los que llegan a nosotros deseando ser escuchados, por los que sufren marginación, por las mujeres maltratadas y por las madres que sufren en silencio




DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO . CICLO A.
MONICIÓN DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos a la Eucaristía. La liturgia de hoy nos va a mostrar el continuo llamamiento de Dios a todos nosotros. Y ante ello no debemos tener miedo. Dios llama con un susurro, no con rayos y centellas. Jesús camina suavemente sobre las aguas… Pero, Pedro tuvo miedo. La confianza en el Señor nos ayudará en nuestra vida y en el apoyo a los hermanos. Hoy esta Eucaristía se nos presenta como un apoyo total de Dios a sus hijos, aunque estén alejados y en dificultades. Iniciemos, pues, nuestra celebración con la alegría que nos produce el conocimiento de que somos hijos de Dios…
MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA 8 1º Re. (19,9ª.11-13ª)
Elías espera a Dios y este se le presenta como un susurro, sin prueba alguna de su poder. Es el gran secreto de Dios que nos narró Jesucristo que se acerca como Padre bueno a sus criaturas. Ese es el relato del Libro Primero de los Reyes, en la primera lectura.
SALMO RESPONSORIAL ( Sal 84) “ Muéstranos,Señor, tu misericordia y danos tu salvación”
MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA ( Rom. 9,1-5)
En esta segunda lectura, de la carta de San Pablo a los Romanos, describe el apóstol de los gentiles, el misterio inquietante de la infidelidad de los judíos a Jesús. Nada, ni nadie, parece que pudo evitarlo. Pero subyace en el relato de Pablo un mensaje de esperanza para el pueblo del que nació Jesús de Nazaret.

MONICIÓN AL EVANGELIO ( Mt. 14,22-33)
La barca de Pedro es la Iglesia. Los miedos de Pedro son las tribulaciones lógicas de esa Iglesia de Cristo. Pero, tras la tempestad llega la calma y tras el momento duro en que Pedro parece que se hunde en las aguas llega la calma de la mano del Señor Jesús. El Evangelio de Mateo nos narra este hecho Escuchemos con atención.

ORACIÓN DE LOS FIELES.
SE RESPONDE: PADRE, AUMÉNTANOS LA FE.
1. – Por el Papa, para que siempre se vea sustentado por Cristo en sus momentos de debilidad y lleve esa experiencia de fe a todo el pueblo de Dios.
OREMOS
2. – Por los pueblos de la tierra para que gocen de paz y prosperidad siguiendo los mandatos del Señor.
OREMOS
3. – Por todos aquellos que dudan en su camino de fe, para que se vean reconfortados por el Amor de Cristo y la compañía de la Iglesia.
OREMOS
4. – Por los pobres, los enfermos los que pasan necesidad para que encuentren en su desgracia una mano tendida que les ayude y sostenga en la tribulación.
OREMOS
5. – Por las familias cristianas, para que se vean socorridas por Cristo, en los momentos de debilidad y desconfianza.
OREMOS
6 – Por todos nosotros, que el consumo frecuente de la Eucaristía nos permita superar las crisis de fe y nos reconforte en nuestro caminar diario.